La nueva ley de autónomos por fin se ha negociado e incluye muchas medidas de incentivo para los emprendedores, a entrar en vigor en 2018. Te contamos las que más van a interesarte.

Tarifa plana de 50 euros

Sin duda es la medida más motivadora de todas. La tarifa plana de 50 euros como cuota de autónomos se amplía a 12 meses (hasta ahora eran 6 meses) y puede solicitarse con tan solo 2 años de inactividad previa, así como para las mujeres que hayan estado de baja por maternidad.

Se trata de un gran apoyo para todos los emprendedores que empiecen o regresen a la actividad laboral con una nueva idea de negocio. Esta reducción, además, viene aparejada de un incremento tras los 12 meses paulatino, nada extremista, por lo que se puede tardar bastante en pagar la cuota de autónomos completa, lo que es una gran ayuda para asentar una base de ingresos suficientemente estable.

Formación profesional

No se ha especificado en detalle todavía, pero la nueva ley de autónomos contempla medidas y ayudas para que los emprendedores puedan aprovechar la formación que necesitan, con el fin de mejorar profesional y competitivamente.

Esto es especialmente importante en los emprendedores que aprovechan las nuevas tecnologías, que precisamente son la mayoría, dado que el grado de conocimiento especializado no solo es alto, sino que tiene un gran nivel de actualización.

No obstante, sí que se ha indicado que la formación en riesgos laborales está prevista en esta nueva medida, algo que hasta el momento no sucedía para muchos profesionales.

Deducciones por manutención

Hasta 26 euros aproximadamente se podrá deducir por manutención un autónomo. Esto es especialmente útil para todos los emprendedores que se mudan de ciudad o trabajan lejos de su domicilio, hasta el punto que tienen que dedicar tiempo y/o dinero para todo lo relativo a la comida.

Esta medida lo que busca es que no exista ninguna limitación territorial a la hora de realizar el trabajo y los emprendedores que se ven obligados comer fuera de casa lo hagan sin ningún inconveniente económico.

Es también útil para emprendedores en salas de coworking, que no tienen siempre cafetería o utensilios adecuados para comer cómodamente.

Esta medida, además, duplica el importe máximo en el caso de que el emprendedor autónomo esté en el extranjero, así como lo amplía si además de comida o cena tiene que pernoctar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here