Una de las cosas a las que nos gusta estar muy atentos en Emprenspain es a las distintas ayudas económicas que van surgiendo y que pueden haceros la vida un poco más fácil. Por eso en otras ocasiones os hemos hablado, por ejemplo, de las distintas ayudas a emprendedores que hay en España. O de las ventajas fiscales, además de las personales, que pueden suponer para vuestras empresas optar por la contratación de trabajadores con discapacidad.

Pues bien, hoy hemos venido a hablaros de la nueva bonificación del contrato en prácticas. Así es,el contrato en prácticas contará con bonificaciones desde 2021, unas ayudas a empresas para contratar a jóvenes que conllevan beneficios para todas las partes, lo que es una gratísima noticia. Estas se suman a las ayudas a empresas por contratar desempleados y a otras muchas subvenciones surgidas durante los últimos años para agitar un mercado laboral cada vez más estancado. ¡Os contamos todo lo que debéis saber sobre ello!

Las distintas ayudas a empresas para contratar a jóvenes

Los jóvenes son, sin duda alguna, los que más han sufrido desde la primera gran crisis económica de su generación, allá por el año 2008. De hecho, han vivido dos, puesto que la pandemia de coronavirus supuso un auténtico revés en términos laborales. No solo no se crearon nuevos puestos de trabajo, sino que se destruyeron muchísimos… y a los jóvenes era a los que más barato resultaba despedir.

Es por ello que el Gobierno lleva ya unos años ofreciendo incentivos a grandes compañías y pymes, subvenciones por la contratación de jóvenes que hacen que las empresas vean con otros ojos el hecho de incorporar nuevo talento dentro de una franja de edad que lo necesita muchísimo.

Además, dentro de dichas ayudas a la contratación de garantía juvenil, también se hace especial hincapié en que se favorezca la incorporación de mujeres, miembros del colectivo trans y personas discapacitadas, puesto que los datos demuestran que suelen estar en clara desventaja con respecto al resto de la población.

¿Y cómo se incentiva esto? Fácil, ofreciendo más dinero (más bien, más beneficios fiscales) a los empresarios que decidan incorporar a dichas personas. De hecho, con la pandemia de coronavirus, también se ha premiado a aquellos que decidan contratar a jóvenes que hubiesen perdido su anterior trabajo durante los meses de duras restricciones.

Yoigo Custom

Además, tal y como veremos en el siguiente apartado, los contratos en prácticas, los que buscan dar una primera oportunidad a jóvenes profesionales que lo tienen a día de hoy más complicado que nunca, han sido protagonistas también de un gran ‘empujón’ por parte de la legislación. Ahora no solo se premia a los emprendedores que decidan facilitar ese primer contacto, sino que se les ofrecen jugosas ventajas por convertir esos contratos en prácticas en contratos laborales indefinidos.

Características del contrato en prácticas: bonificaciones en 2021

Tal y como os hemos comentado en el apartado anterior, el contrato en prácticas, uno de los grandes denostados en tiempos pasados, ha pasado a adquirir un protagonismo notorio tras los momentos más duros de la pandemia de coronavirus. Las autoridades pertinentes se han dado cuenta de que incentivar este tipo de relación laboral, así como su posterior transformación en un contrato indefinido, es la mejor manera de dar una oportunidad a los jóvenes que van incorporándose al mercado laboral en un momento nada propicio para ello.

  • En caso de que el contrato de formación sea a tiempo completo, el empresario se beneficiará de una subvención de 2.940 euros.
  • Si ha rescatado a dicha persona del paro porque esta había perdido su anterior puesto de trabajo durante el estado de alarma, dicha cantidad se verá incrementada en 500 euros, llegando a alcanzar los 3.440€.
  • Además, en caso de tratarse de una mujer, o de una persona del colectivo Trans, cualquiera de las dos cifras mencionadas anteriormente se vería incrementada también en 500€.

¿Y qué ocurre si queremos ampliar la relación laboral una vez terminado el periodo de prácticas? En ese caso, si optamos por hacer un contrato indefinido a la persona que ha estado como becaria con nosotros, también nos beneficiaremos de ciertas ventajas bastante positivas para nuestros bolsillos:

  • 5.500 euros por firmar un contrato superior a 12 meses.
  • 6.000 euros si el joven al que contratamos había perdido su anterior puesto de trabajo durante el estado de alarma derivado de la pandemia de coronavirus.
  • Sea cual sea la situación, en caso de ser mujer o pertenecer al colectivo Trans, cualquiera de estas ayudas se vería incrementada en 500€.

Y ahora que sabes todo esto, ¿te gustaría saber cómo contratar becarios en tu empresa?

¿Cómo contratar becarios?

Contratar becarios es un aprendizaje para todas las partes, por no hablar del ahorro que puede llegar a suponer para una empresa contar con algunos de ellos en su plantilla. Eso sí, no todo vale con ellos, ¡no se puede pretender que actúen y adquieran las mismas responsabilidades que un trabajador!

  • Lo primero que debes tener claro es que para contar con un becario en tu plantilla, se debe estar en disposición de firmar un acuerdo de colaboración con el centro de estudios en el que este se haya formado.
  • El siguiente paso será acordar una cantidad económica que premie el esfuerzo del becario. Al fin y al cabo, parte del trabajo de tu empresa pasará por sus manos, ¡y un trabajador (en este caso, un becario) motivado siempre es más productivo!
  • Es indispensable dar de alta al becario en la Seguridad Social.
  • Por último, y quizás lo más importante de todo, hay que cumplir con las obligaciones de tutorización para con el becario. Como ya hemos dicho, no es un trabajador normal, sino una persona que llega para aprender, por lo que necesita alguien que le enseñe.

Hay que tener en cuenta que, además, la empresa debe remitir un informe tras el periodo de beca, así que tener becarios conlleva también un esfuerzo por nuestra parte. ¡Aunque os aseguramos que compensa muchísimo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here