El acoso sexual es un fenómeno perjudicial que afecta de múltiples formas a los que son víctimas, lo que es peor, ya se ha apoderado del ámbito laboral a escala mundial, con cifras alarmantes de denuncias, y el número se encuentra en crecimiento constantemente. Pero ¿Qué es el acoso sexual laboral? ¿Qué formas de acoso laboral existen ahora? ¿Qué medidas se pueden tomar para evitar ser una víctima en el trabajo? Este artículo responderá a estas preguntas y así tendrás un panorama más amplio de lo que implica esta situación y que alcance tiene.

¿Qué es el acoso sexual laboral?

El concepto de acoso sexual laboral es muy amplio; a su vez que, tiene distintas variantes en las que puede producirse este tipo de conducta; podríamos conceptuarlo así: es cuando una persona pretende de cualquier manera indebida, buscar requerimientos de índole sexual sin que la persona consienta voluntariamente esta acción; lo cual, deja como consecuencias una afectación considerable en lo referente a la salud laboral, física, mental y psicología de la víctima. Esta conducta insana hace posible que el ambiente laboral sea hostil. Según las estadísticas, las mujeres son las que más sufren el acoso sexual en el trabajo que los hombres. Y las cifras siguen aumentando considerablemente.

Formas de acoso sexual

Existen algunas formas que pueden identificarse como acoso sexual en el trabajo, te invitamos a conocerlas:

  • Acoso sexual que se basa en la persecución: este consiste en que el agresor busca insistentemente oportunidades para expresar a su víctima sus intenciones sexuales.
  • El acoso sexual ambiental: este tipo de acoso no permite que las condiciones laborales sean las más adecuadas; ya que, el agresor crea un ambiente hostil, donde el gastar bromas de índole sexual, decir obscenidades,  comentarios alusivos a la ropa, gestos, roses corporales con intenciones a lo sexual, no permite la concentración y la productividad laboral.
  • El acoso sexual basado en el chantaje: este es llamado también de intercambio y es utilizado por los que tienen puestos de mayor responsabilidad o superiores, que se valen de ello para ofrecer beneficios laborales a cambio de algún favor sexual. O también puede ser lo contrario, se podría perder beneficios  o incluso el empleo por negarse al agresor.

Medidas contra el acoso sexual en el trabajo

Para evitar que esto pueda ocurrir en tu lugar de trabajo, queremos compartir contigo algunas sugerencias que pueden ayudarte:

  • Proporcionar información visual, impresa, didáctica al personal para que identifique este problema.
  • Crear políticas laborales para poder erradicar el acoso sexual laboral.
  • Gestar los canales donde se puedan recibir reclamos, quejas y proporcionar ayuda rápida a las víctimas.
  • Indagar a profundidad y de manera objetiva los casos que se conozcan con delegados imparciales.
  • Tomar la declaración de ambas partes y llevar registros.
  • Tener una postura firme en la aplicación de la política y aplicar imparcialmente las sanciones, sin importar el cargo que ejerza el agresor.
  • Encontrar la manera de solucionar el problema de forma pacífica y  rápida.
  • Evitar poner en riesgo a la víctima.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here