Seguro que has oído hablar del concepto emprendimiento social y es posible que incluso tú mismo seas un emprendedor social y todavía no lo sepas. La definición de emprendimiento social no es fácil de hacer, pero sí lo es más de entender.

Emprendimiento social, ¿cómo definirlo?

Se trata de una técnica de negocios que utilizan las empresas, startups, organizaciones con o sin ánimo de lucro e incluso gobiernos y administraciones para financiar el desarrollo de soluciones a determinados problemas sociales, culturales o ambientales.

Elsocial enterprise o también llamadosocial entrepreneurshipen inglés es el conjunto de actividades emprendedoras e innovadoras que resultan de utilidad para la sociedad.

Ahora parece un concepto nuevo pero lo que realmente representa es mucho más antiguo de lo que crees. El emprendimiento social abarca a las empresas que tienen un claro objetivo social y esa tendencia, aunque ahora es cuando está aflorando por la buena imagen que transmite, se lleva dando mucho tiempo en muchos negocios. Puede que también en el tuyo.

¿En qué consiste el emprendimiento social?

Hay empresas que tienen primero una vocación social y, en segundo plano, se encuentra su finalidad de beneficio económico.

Una organización que antepone el emprendimiento social utiliza sus recursos y conocimientos para colaborar al bienestar de la sociedad en la que opera.

Yoigo Custom

Los consumidores son cada vez más conscientes de cómo es el comportamiento de las empresas y sus hábitos de consumo pueden variar para premiar a esos negocios que anteponen el beneficio de algún aspecto de la sociedad. Por eso ha adquirido tanta importancia en la actualidad y por eso cada vez más empresas dejan ver en qué aspectos de su negocio están pensando más en el prójimo que en sí mismos.

Eso no significa que se olviden de los beneficios económicos. Todo lo contrario, el emprendimiento social puede ser una vía para incrementar los ingresos.

Características del emprendimiento social

Podemos apuntar, para entender mejor este concepto, algunas de las principales características del emprendimiento social:

  • Su objetivo es el bienestar social y la creación de empleo.
  • La mayor parte de sus beneficios se invierte en acciones sociales que son más importantes que sus fines lucrativos.
  • Proporciona soluciones innovadoras a problemas sociales, culturales o medioambientales.

Ejemplos de emprendimiento social

Emprendimiento e innovación social van de la mano, como acabamos de ver, y seguro que una vez que conoces el concepto eres capaz de detectar el emprendimiento social en ejemplos de tu día a día e incluso de grandes compañías y proyectos de nuestro país y del resto del mundo. Vamos a ver algunos de ellos:

L’Olivera

Empezamos este repaso con un bonito ejemplo de emprendimiento social en España. En concreto, hablamos de una cooperativa de Vallbona de les Monges (Lérida) que produce 17 tipos diferentes de vino y 5 especialidades de aceite gracias al trabajo de personas con discapacidad psíquica y en riesgo de exclusión social. Hay más de 70 empleados. Es una iniciativa de integración que, además, es respetuosa con el medio ambiente, fomenta el espíritu de agricultura familiar y funciona como hogar residencia con servicio de terapia ocupacional.

Encore

Hablamos ahora de un proyecto llevado a cabo por una organización no lucrativa de San Francisco (Estados Unidos) que tiene como finalidad encontrar trabajo para la llamada ‘generación baby boomer’. Nos referimos a personas de entre 55 y 65 años que se quedaron sin empleo y, por su edad, tienen muy complicado encontrar un nuevo trabajo. En este caso, les proporcionan todas las herramientas que necesitan para reciclarse, contactar con empresas y adaptarse a las nuevas demandas del mercado laboral para poder tener una segunda oportunidad.

Algramo

Una de las ideas de emprendimiento social más populares a nivel internacional es la de esta empresa chilena que detectó que comprar determinados productos en formato pequeño significaba tener que gastar más dinero porque, en comparación, salía más caro que en formato grande. Pensando en las familias con menos recursos, desarrolló una red de dispensadores automáticos a granel para que cada cual dosificara la cantidad de producto que necesitaba sin pagar de más. Además, estos dispensadores se colocaban en pequeños comercios, lo que les ayudaba a competir con las grandes superficies, e incluía un sistema de envases retornables para ser también un negocio sostenible y comprometido con el medio ambiente. Así, es posible comprar judías, lentejas, arroz o garbanzos.

Emprendedores sociales exitosos en el mundo

Podemos encontrar diferentes tipos de emprendedores en el mundo empresarial pero cada vez es más importante el emprendimiento social y eso ha hecho que en la actualidad podamos identificar a grandes emprendedores sociales españoles que nos pueden inspirar a la hora de lanzar nuestros negocios porque, si tenemos una idea y no la ponemos en marcha por miedo a fracasar, sólo tenemos que fijarnos en la apuesta que hicieron cada uno de estos empresarios y hasta dónde llegaron de lejos con esas iniciativas.

Alfonso Escriche

Es un joven emprendedor social de Zaragoza premiado en 2018 por la Universidad Europea por su proyecto CerQana, una app diseñada para fomentar la autonomía e inclusión de personas mayores y dependientes o de jóvenes con autismo o síndrome de Down. Con ella consigue simplificar la interfaz de los dispositivos móviles mediante el uso de pictogramas.

Cristina Balbas

Esta joven madrileña fundó Escuelab, una empresa cuyo objetivo es democratizar el acceso a la educación científica práctica e interactiva y fomentar la vocación investigadora entre los más pequeños. De una forma didáctica y también divertida, cada vez más niños se acercan a la ciencia de una forma creativa e innovadora.

Javier Goyeneche

Es un emprendedor madrileño que, tras ver fracasar su negocio de pins por la crisis, fundó con su amigo Jorge Cañedo una empresa de complementos llamada Fun&Basic. Poco después apostó por ECOALF, una firma de moda sostenible cuyo objetivo es limpiar los mares de plásticos y residuos para fabricar tejidos reciclados. Su idea se ha extendido a nivel internacional.

Diana Arias

Esta emprendedora social valenciana sufrió Daño Cerebral Adquirido (DCA) y tras una larga recuperación creó DECEDARIO, un juego de mesa terapéutico de estimulación cognitiva para personas con diversidad funcional. Su objetivo era inventar una herramienta que permitiera mitigar las secuelas en el habla de las personas que han sufrido el mismo problema que ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here