Seguro que te suena la palabra crowdfunding pero en este post te explicamos con detalle en qué consiste y cuáles son las mejores plataformas de crowdfunding que se utilizan en España.

¿Qué es el crowdfunding?

El crowdfunding o micromecenazgo es un sistema colaborativo de financiación de proyectos que se desarrolla sobre la base de las nuevas tecnologías.

Se produce cuando los promotores de un proyecto o idea lo dan a conocer al público en general, al cual solicitan medios para poder financiar esa propuesta. En definitiva, consiste en poner en contacto a promotores de proyectos que demandan fondos con inversores dispuestos a impulsar dichos proyectos.

Cuando un emprendedor quiere poner en marcha su empresa, lo normal hasta hace poco era que acudiera a una entidad bancaria para solicitar un préstamo. Como mucho, se valía de alguna subvención pública o privada para poner en marcha su negocio. Y, en el mejor de los casos, contaba con la ayuda económica de familiares y amigos.

Actualmente, a todas esas fuentes de financiación hay que sumar el crowdfunding, que se basa en donaciones. Los pioneros en este sistema de obtención de fondos fueron los miembros de la banda de rock británica Marillon, que en 1997 recurrieron a este método para financiar una gira por Estados Unidos. Sin embargo, aunque a ellos se les considera los primeros en esto del crowdfunding, lo cierto es que en 1989 ya había hecho algo similar un grupo español: Extremoduro, que financió su primer disco gracias a las donaciones de otras personas.

¿Cómo funciona el crowdfunding?

Hay diferentes tipos de crowdfunding, lo que determina también distintas formas de financiación. Podemos distinguir hasta cinco modalidades en función de la recompensa que los participantes en el proyecto reciben a cambio:

Yoigo Custom
  • Donaciones: Quienes aportan su dinero no esperan beneficios a cambio.
  • Recompensas: Quienes aportan financiación recibirán algún tipo de beneficio a cambio.
  • Acciones: Quienes aportan su capital reciban participaciones en la empresa que se crea.
  • Préstamos o crowdlending: Es una financiación en masa, a través de préstamos de una empresa a cambio de un tipo de interés por el dinero prestado.
  • Royalties: Quienes aportan su dinero esperan recibir una parte, aunque sea simbólica, del beneficio.

En función del tipo de crowdfunding que se realice, el funcionamiento será diferente, pero hay unas fases comunes:

  1. El emprendedor presenta sus ideas o su proyecto en una plataforma de crowdfunding online.
  2. La plataforma valora el interés que puede tener dicho proyecto.
  3. En caso de que resulte interesante, da a conocer el proyecto en la plataforma.
  4. Se promociona la idea para que pueda llegar a mucha gente.
  5. Al cierre de un período determinado, se comprueba cuánta financiación se ha conseguido para poner en marcha el proyecto.

La persona que quiere poner en marcha un proyecto marca el presupuesto y si las aportaciones de otros no alcanzan para poner en marcha el proyecto, hay que devolver el dinero recaudado para este fin. Eso sí, si se llega a la cifra que se necesita, ese proyecto tendrá una oportunidad.

¿Dónde encontrar plataformas de crowdfunding?

Para que un proyecto obtenga la financiación que necesita, debe tener suficiente difusión. Así, cuanta más publicidad tenga, más personas conocerán esa idea y más posibilidades habrá de encontrar a alguien interesado en financiar ese proyecto. En esto, la mejor herramienta que tenemos a nuestro alcance es internet, aunque no siempre es fiable.

¿Tienes un proyecto y quieres iniciar un crowdfunding pero no sabes cómo hacerlo? La mejor manera es acudir a una plataforma de crowdfunding de la que puedas fiarte.

Efectivamente, como acabamos de ver antes, existen plataformas de crowdfunding en las que se pueden poner en contacto los emprendedores que necesitan financiación y los inversores que buscan proyectos que financiar. La evolución de este sistema ha crecido mucho en los últimos años, por lo que la oferta que tenemos a nuestra disposición es cada vez mayor. Y ese crecimiento ha permitido que muchas startups arranquen su andadura sin tener que acudir a los cauces de financiación tradicionales, en los que muchas veces las condiciones son difíciles de asumir y cada vez más complicadas a la hora de cumplir los requisitos.

Las mejores plataformas de crowdfunding en España

Si no has investigado mucho sobre este sistema de financiación, probablemente te preguntes cuál es la mejor plataforma de crowdfunding a la que puedes acudir. Y la verdad es que podemos encontrar cada vez más ejemplos de crowdfunding relacionados con proyectos de éxito en nuestro país. Para que te hagas una idea de todas las posibilidades que existen, te hablamos ahora de algunas de las mejores plataformas de este tipo que hay en España:

GoFundMe

GoFundMe es una plataforma líder en esto del crowdfunding, sobre todo porque es gratuita. Sí, lo más habitual es que estas páginas web que sirven como ‘intermediarias’ se lleven un porcentaje de las ganancias como comisión. En este caso, son los donantes los que pagan la comisión y a quien recurre a este servicio le llega el dinero directamente con ese tanto por ciento descontado.

Verkami

Verkami es una plataforma muy potente para crowdfunding de proyectos de carácter cultural. Te da 40 días para promocionar tu proyecto y obtener financiación y te cobra un porcentaje de lo recaudado, además de unos gastos de gestión. Es todo un referente entre artistas, creadores y diseñadores, entre otros colectivos relacionados con el mundo de la cultura.

Teaming

En el caso de Teaming, los proyectos que se presentan son exclusivamente para causas sin ánimo de lucro. Y, por eso, es completamente gratuita, sin ningún tipo de comisiones. Es una plataforma con mucho crecimiento en la que juegan un importante papel las redes sociales, que es donde al fin y al cabo se promocionan todos estos proyecto.

Ulule

Ulule es una de las plataformas de crowdfunding más utilizadas en España. Pero es muy útil si quieres promocionar tus proyectos en otros países, ya que sus campañas se pueden traducir en ocho idiomas. Lo bueno de esta web es que, si no obtienes la recaudación necesaria, no se te cobra nada (aunque tienes que devolver el dinero a los donantes, claro). Y, si logras el objetivo, la comisión tiene un porcentaje un poco más elevado que otras plataformas similares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here