Controlar las finanzas para un emprendedores es esencial para garantizarse una estabilidad económica. Es por eso, que en la entrada de hoy vamos a hablar de los impuestos que han de pagar los autónomos en 2019, como es el caso del IVA y el IRPF. También os mostraremos los plazos y los principales modelos fiscales para presentar la documentación.

¿Cuándo debo pagar los impuestos?

Los dos impuestos más importantes para un autónomo son el IVA y el IRPF, que corresponden a los modelos 303 y 130 respectivamente. El IVA debe devolverse al final de cada trimestre basándote en las facturas que hayas cobrado y pagado. En cuanto al IRPF, Hacienda lo cobra al final de cada año en función de los beneficios, que no los ingresos, con un porcentaje que ronda el 20%.

IRPF autónomos

Los autónomos generan beneficios a través de su actividad y por lo tanto deben pagar el Impuesto a la Renta de la Personas Físicas como cualquier trabajador asalariado. Este porcentaje varía dependiendo de los ingresos obtenidos y en 2019 se espera la introducción de una serie de cambios. Sin embargo, aunque algunos ya han sido oficialmente anunciados por el gobierno, todavía no están confirmados.

Uno de los más llamativos fue el cambio de los requisitos de la estimación objetiva, que popularmente se conoce como tributación por módulos. Aunque la intención inicial era endurecer las condiciones, finalmente el ejecutivo ha echado el freno de mano y paralizado la reforma. También se rumoreó que en 2019 habría una fecha distinta para presentar el Modelo 347, que se situaría en el 30 de enero. No obstante, se mantiene el 28 de febrero como último día de plazo para entregar esta documentación.

En la próxima Declaración de la Renta los autónomos podrían deducir hasta un 30% del suministro eléctrico si trabajan en casa, dietas y otros gastos similares derivados de su actividad. Por ejemplo, el año pasado los tribunales sentenciaron que las prestaciones por maternidad quedaban exentas del pago del IRPF, por lo que todas aquellas personas que las pagaron en años anteriores podrán solicitar su devolución.

La intención es cambiar los tramos del IRPF y endurecerlos para las rentas más altas, pero como decimos, estas medidas todavía deben aprobarse para entrar en vigor, y con las elecciones a la vuelta de la esquina, todo puede cambiar drásticamente en los meses siguientes.

IVA autónomos

La gestión del IVA de los autónomos es vital para prevenir problemas con Hacienda. Hay que realizar declaraciones trimestrales donde mostramos el dinero generado por nuestra actividad y el IVA que hemos pagado, para que así la administración determine si nos hemos quedado cortos o nos hemos pasado, con la consecuente petición o devolución del dinero.

Este 2019 también viene cargado de nuevas propuestas para los autónomos, encaminadas a mejorar sus condiciones laborales. Volvemos a lo mismo, todo está en el aire y dependerá del resultado de las elecciones de abril, pero se ha planteado la necesidad de cotizar por nivel de ingresos y cambiar algunos de los aspectos del IVA. El año pasado el IVA cultural descendió del 21% al 10% y en 2019 se quiere reducir también en artículos básicos, para así facilitar el acceso de la población a productos de primera necesidad.

Modelos fiscales para autónomos

Existen multitud de modelos fiscales para autónomos, pero algunos de los más importantes son el modelo 303, que sirve para liquidar el IVA automáticamente en función de la cantidad facturada y debemos emitir cada trimestre. El modelo 130 corresponde a la declaración del IRPF por estimación directa, mientras que el modelo 131 lo hace por módulos. Suelen presentarse en abril, julio, octubre y enero.

El modelo 111 es para la liquidación trimestral de retenciones aplicadas a trabajadores, que se complementa con el modelo 190 de carácter anual. El modelo 115 es de obligada presentación para cualquier autónomo que tenga un local en propiedad o alquiler, mientras que el 349 es para todos aquellos que efectúen operaciones intracomunitarias.

Otros modelos importantes son el 390, que es como el 303 pero se refiere al IVA anual. O el modelo 347, donde describimos las actuaciones que hemos efectuado con terceras personas con importes superiores a los 3.001 euros durante un año natural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here