En 2017 se aprobó el nuevo modelo 232, una declaración informativa que debemos adjuntar si nuestra actividad profesional está relacionada con países y regiones considerados paraísos fiscales. En la entrada de hoy vamos a hablar de todo lo que necesitas saber para presentar el modelo 232 correctamente, así como las sanciones que existen si no lo hacemos.

Yoigo Escritorio

¿Qué es el modelo 232?

El modelo 232 tiene como objetivo controlar el fraude fiscal que se lleva a cabo en las operaciones vinculadas dentro de paraísos fiscales, que se caracterizan por su bajo nivel de tributación. Estas operaciones vinculadas se realizan entre personas físicas o jurídicas con lazos personales o profesionales. Por ejemplo, distintas entidades que forman parte de la misma compañía.

¿Cómo se presenta?

El modelo 232 solo puede rellenarse por vía telemática. Hay que introducir algunos datos personales como el nombre, NIF y razón social. Tras ello nos aparece el apartado de Devengo, que se completa automáticamente cuando ponemos la fecha inicial del periodo impositivo. No obstante, tendrás que marcar el CNAE de tu actividad principal.

El formulario cuenta con 3 grandes bloques principales. El primero está dedicado a las operaciones vinculadas con empresas o personas, agrupadas por el método de valoración. El segundo bloque se basa en las operaciones vinculadas cuando se aplican reducciones de renta provenientes de activos intangibles.

Finalmente, en el bloque tercero tenemos que mostrar las operaciones realizadas en países o territorios que se consideran paraísos fiscales.

¿Quién está obligado a presentarlo?

La Agencia Tributaria establece que el modelo 232 es obligatorio para los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades y del Impuesto sobre la renta de no residentes. Es decir, que deben presentarlo aquellos autónomos y empresas no residentes cuya actividad está centrada en nuestro país.

Yoigo Custom

También las compañías extranjeras presentes en España en régimen de atribución de rentas. Han de cumplirse una serie de requisitos. Por ejemplo, que el método de valoración sea mayor que el 50% del importe total del negocio o supere los 100.000 euros en el período impositivo.

Modelo 232 en los territorios forales

En estos meses se han aprobado una serie de órdenes que regulan el modelo 232 en los territorios forales de Guipúzcoa, Vizcaya, Álava y Navarra. Se parecen bastante al original, pero con una serie de cambios muy significativos. Por ejemplo, en Navarra el límite para presentar el modelo 232 aumenta hasta los 250.000 euros por año fiscal. Que se reduce hasta los 36.000 en el resto de provincias forales.

¿Cuándo se presenta?

El modelo 232 se presenta al mes siguiente transcurridos 10 meses del final del año impositivo. Es decir, que tienes de plazo desde el día 1 al 30 de noviembre. Esto ha provocado cierta confusión entre las empresas, ya que con anterioridad a 2017 esta declaración informativa estaba incluida dentro del modelo 200 del Impuesto sobre Sociedades.

Sanciones del modelo 232

El modelo 232 es una declaración obligatoria con carácter general. Por lo tanto, presentarla fuera de plazo o con incorrecciones puede acarrear graves consecuencias económicas. Para que te hagas una idea, por cada dato omitido se descuenta una cantidad de dinero que puede llegar hasta los 20.000 euros.

Si el modelo se presenta fuera de plazo, las sanciones se reducen a la mitad siempre que las administraciones no hayan hecho un requerimiento previo. En caso de error de formas o información completa, la multa está establecida por la Ley General Tributaria. El importe puede ascender hasta un 2% del total de las operaciones en función del porcentaje que esté equivocado.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here