Antes de contaros cómo hacerlo, debemos tener muy claro qué es traspasar un negocio. Seguro que hemos visto mil veces carteles que anuncian el traspaso de un bar o de una frutería, pero… ¿qué significa esto exactamente? Pues que el último dueño del mismo (que no del local), busca deshacerse de la actividad económica, pero que quiere recibir una compensación por ello. Dicha compensación debe corresponderse con el material que se deje atrás y, en caso de que proceda, el valor de la marca.

A la hora de traspasar un negocio, no es lo mismo el traspaso de una tienda de alimentación que, por ejemplo, el traspaso de un restaurante. Hoy vamos a daros unas cuantas claves a tener en cuenta a la hora de traspasar un negocio. ¡Ojalá alguien nos las hubiese contado así de claras hace unos añitos!

¿Cómo hacer un traspaso de un negocio?

A la hora de crear una empresa, aunque sea una micropyme de las que os hablamos en este otro post, lo más probable es que necesitéis una ubicación física. Por eso, pasar por delante del local de nuestros sueños y ver que se traspasa hace que nos dé un vuelco el corazón. ¿Acaso es una señal? El problema es que, a no ser que nos hayamos visto antes implicados en uno, desconocemos por completo cómo funciona el traspaso de negocios. Por norma general nunca hay que pagar lo que nos piden, porque aunque no están concebidos para eso… la gente suele querer sacar tajada de ellos.

A la hora de encarar un traspaso de negocio conviene tener algo de paciencia, un punto de picaresca y, sobre todo, las ideas muy claras. Hay que saber ver venir a la otra persona y, sobre todo, sacarle por qué ha decidido traspasar su negocio. Eso sí, además conviene saber los pasos a seguir para traspasar un negocio, y eso será precisamente lo que veremos en los próximos apartados.

¿Qué necesitas para hacer el traspaso de un negocio?

A la hora de hacer un traspaso, lo primero que se necesita es la seguridad de dejar escapar algo en lo que en su día pusimos todas nuestras esperanzas. Eso sí, si nos lo hemos pensado bien, sea cual sea el motivo, solo nos queda avanzar. Lo siguiente, paciencia, puesto que lo más probable es que tardemos en encontrar a la persona que se acerque a darnos lo que estamos pidiendo por nuestro negocio. Y si queremos que la cosa vaya bien, otra de las cosas que necesitamos es total transparencia.

Es completamente normal que la persona que quiera abonarnos el traspaso quiera recibir algo información antes. Volumen de ventas, documentación en regla, posibilidades reales de expansión, por qué motivo hemos decidido dejarlo… Cuanto más honestos seamos, más dispuesta estará esa persona a darnos lo que pedimos. O al menos a acercarse lo máximo posible dentro de sus posibilidades.

Yoigo Custom

¿Un consejo antes de entrar en los pasos a seguir para llevar a cabo el traspaso de un negocio? No pongáis el clásico cartel en vuestro negocio:

  • Hace que los clientes se lo piensen dos veces antes de entrar, da cierta tristeza y desconfianza.
  • Deprecia el valor que estemos pidiendo por el traspaso. Primero por la bajada de las ventas derivada del punto anterior, y después porque deja entrever que tenemos cierta urgencia por desprendernos del negocio.

Pasos para el traspaso de un negocio

A la hora de traspasar un negocio, es importante tener muy claros los pasos a seguir. ¿Por qué? Porque son los que harán que la cosa llegue a buen puerto, ¡que al final es lo que interesa a todas las partes!

  1. El primero de los pasos a seguir para traspasar un negocio es hacer acopio de cualquier tipo de información que pueda servirnos para pintar bonita nuestra actividad laboral. Ingresos, permisos, planes de futuro… todo lo que se nos ocurra que pueden llegar a pedirnos, ¡anticiparse es la clave!
  2. Una vez estemos preparados para empezar a recibir ofertas, toca comunicarle al mundo que estamos dispuestos a escuchar ofertas. Eso sí, como ya os hemos dicho, nada de poner el cartelito. Utilizad portales online especializados como PuntoNegocio, tirad de boca a boca con gente del sector… Si habéis hecho un buen trabajo al frente de la empresa, lo más probable es que no tarden mucho en llamar a vuestra puerta.
  3. ¿Cuánto costará el traspaso? Ya os hemos dicho que debería ceñirse al dinero que nos hayamos gastado en el negocio. Maquinaria, una reforma, materia prima que dejemos en él, el valor que estimemos que tiene nuestra marca… Eso sí, tened en cuenta que siempre intentarán regatearnos el precio. Por eso lo suyo es subir un poco la cantidad y procurar que la cifra final se ajuste a lo que de verdad queremos.
  4. Lo siguiente es formalizar el asunto. Para este punto necesitaremos asesoramiento legal, ¡así que buscadlo cuanto antes para acelerar los trámites. Sí, tocará pagar impuestos, así que procurad dejarlo todo lo más seguro posible.
  5. En función del tipo de negocio, puede que sea conveniente que haya una especie de transición lenta. Es decir, que ayudemos al nuevo propietario a hacerse con las riendas… ¡y ya estará todo hecho!

Traspasar un negocio en Internet

En el caso de las tiendas online, la cosa es aún más particular. Operan sin una sede física (como mucho, un almacén con el que no tenemos por qué quedarnos), por el que nuestras preocupaciones son otras. A la hora de efectuar un traspaso digital, podemos olvidarnos por completo de preocuparnos por traspasar un local. En esta ocasión, las prioridades son diferentes. ¿Y qué hay que tener en cuenta a la hora de traspasar un negocio online?

  • Traspaso de la titularidad del dominio y toda la imagen de marca.
  • Obtención de todas las contraseñas de acceso tanto a la web como a redes sociales u otros recursos.
  • Contactos de proveedores que nos permitan, si así lo deseamos, continuar ofreciendo los mismos productos y, si nos cuadra, poder hacerlo al mismo precio.

Lo bueno en el traspaso de un negocio en internet es que, si no queremos, nadie tiene por qué enterarse de que ha habido un cambio de dueño. En muchas ocasiones, los problemas de un traspaso derivan del cambio de rostros en el negocio, ¡y aquí no tenemos ese problema!

Además, por lo general solo pagamos los costes de gestión y el dinero en el que esté valorada la marca. Y, como mucho, las existencias o maquinaria que tenga el dueño en ese momento. Lo normal es que un traspaso de negocio online sea mucho más liviano que uno físico, ¡sin duda, una buena forma de empezar a emprender!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here