Si ya has decidido arrancar como emprendedor con una empresa propia, es de vital importancia que tengas ciertos aspectos en cuenta para que tu negocio aumente en ganancias; por ejemplo, te recomendamos realizar un análisis DAFO para que reconozcas cuáles son las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.

Al conocer esto, sabrás qué ajustes realizar en tu empresa y cómo aprovechar dicho análisis para alcanzar el éxito en tu carrera empresarial, pero para ello es necesario que sepas cómo hacer un DAFO, aquí te lo enseñaremos; a través, de unos pasos simples.  

¿Qué es un análisis DAFO?

El análisis DAFO también es conocido como FODA o DOFA, con el cual podemos realizar un estudio a nuestra empresa o proyecto y así conocer  las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, con el propósito de tener un buen diagnóstico y pasar a la toma de decisiones. Dicho análisis consta de 4 procedimientos a seguir:

  1. Análisis interno.
  2. Análisis Externo.
  3. Elaboración de la matriz DAFO.
  4. Establecer las estrategias a seguir.

Teniendo en cuenta el DAFO del emprendedor, te enseñaremos cómo realizar este análisis en 4 pasos.

Cómo hacer un análisis DAFO en 4 pasos

Para hacerlo debes de seguir estos 4 pasos:

  1. Debes realizar un análisis interno de tu empresa, negocio o proyecto: es aquí donde establecerás las fortalezas y debilidades, por ejemplo:
        • Fortalezas: aquí deben entrar tus habilidades y atributos, como por ejemplo: considerar lo que mejor sabes hacer; las capacidades, estudios y habilidades del equipo de trabajo; qué aporta la empresa  al cliente; los recursos de los cuáles disponen; los servicios que ofrecen; la experiencia con la cual se cuenta, etc.
        • Debilidades: analizar las barreras que impiden avanzar o dar un mejor servicio como: analizar los motivos que hacen que bajen las ventas, qué aspectos se debería mejorar, examinar si la publicidad de la empresa es baja, cantidad de personal para cubrir con todas las funciones.  

2. En este paso se debe realizar un análisis externo:

        • Oportunidades: son los aspectos positivos que dispones o que tienes en tu entorno y que pueden ser aprovechados para darle impulso a tu negocio. Ejemplo: adaptarme al avance de la tecnología, cómo aprovechar las redes sociales para aumentar la publicidad de la empresa.
        • Amenazas: factores negativos que pueden poner en riesgo a la empresa. Ejemplo: situaciones que impidan el funcionamiento del negocio.  

3. Se debe unificar resultados posteriormente de realizar la matriz DAFO:

En este paso se deben combinar las fortalezas con oportunidades, el resultado, te dará potencialidades que debes seguir. Luego, debes combinar las debilidades y amenazas para que conozcas tus barreras o limitaciones. Finalmente, se recomienda unir las fortalezas y amenazas; ya que, te ayudarán a identificar los riesgos,  y por ultimo fusionar debilidades y oportunidades, para que puedas realizar mejorías en tu negocio.

4. Poner en acción los estudios y análisis realizados en estos 4 pasos, para que aumenten las ganancias de tu negocio y sea exitoso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here