La situación a la que están teniendo que hacer frente los trabajadores por cuenta propia durante la pandemia de coronavirus está siendo realmente dantesca. Por eso se esperaba que no hubiese ninguna subida en la cuota de autónomos en 2021, que se buscasen otras vías, pero ay, amigos, qué equivocados estábamos. Así es, tal y como se ha desvelado, habrá nueva subida de cotizaciones para los autónomos. La terrible crisis económica a nivel mundial no parece haber sido excusa suficiente para mimar un poco a los emprendedores, con la falta que hacía. Ahora bien, ¿cómo afectará esta subida en la cotización a los autónomos a los empresarios españoles?

La subida de la cuota de autónomos en 2021

El aumento en la cuota de autónomos es un hecho. Concretamente, será de un 0,3% a partir del mes de enero del nuevo año. ¿Y qué significa esto? Pues que con el inicio del nuevo año descubriremos cuánto ha subido la cuota de autónomos:

  • 3€ en la cuota mínima, que pasará de los 286,3€ a los 289 euros.
  • 12€ en la cuota máxima, que pasará de los 1.221,03€ de finales de 2020 a los 1.233,2 euros.

Esta circunstancia fue aprobada en 2018, lo cierto es que los autónomos no han sido conscientes de ella hasta que no han empezado a acumularse importes con la última subida en la cuota de autónomos 2021. Y es que, aunque el aumento sea de 3 y 12 euros para las cuotas mínima y máxima respectivamente, este no ha sido el único al que han tenido que hacer frente en los últimos tiempos. Con esta nueva subida en la cuota de autónomos, la cosa queda así:

  • Los trabajadores por cuenta propia que cotizan por la base mínima estarán pagando a finales de 2021 5,6€ al mes más que en octubre de 2020.
  • Los que cotizan por la base máxima, tendrán que afrontar un sobrecoste mensual de 24,4 euros respecto a esa misma referencia temporal.

Esto, al cabo de un año, es un verdadero pellizco que, por desgracia, puede hacer un agujero importante en la economía de un empresario en horas bajas. Por fortuna (siempre hay que mirarle el lado bueno a las cosas), aunque está previsto que dicha cantidad siga subiendo, se ha decidido que se hará de forma progresiva. Dicha subida, que no debería ser permanente, se debe a la deuda acumulada por los importes que no se cobraron durante el primer semestre de 2020.

¿Cómo acogerse a la tarifa plana de autónomos?

Hay una única manera de no tener que hacer frente a esta sangría que supone la subida en la cuota de autónomos, pero no todos los empresarios pueden acceder a ella. Se trata de la ‘tarifa plana’ recogida en la ley de autónomos, una de las deducciones para autónomo estrella de la que pueden beneficiarse algunos emprendedores. ¿En qué consiste? Pues en que, durante un tiempo determinado, el empresario únicamente tendrá que hacer frente a un pago de 60 euros mensuales por su cuota. Es, sin duda alguna, un buen empujón para aquellos que empiezan una idea de negocio y no pueden hacer frente a las tarifas habituales hasta que no consigan cierta liquidez.

¿Y cuáles son los requisitos de la tarifa plana de autónomos?

Yoigo Custom
  • Ser la primera vez que una persona se da de alta como autónoma, llevar dos años sin este tipo de actividad, y al menos tres sin recibir una deducción similar.
  • Si estamos en régimen de pluriactividad, no podemos habernos acogido a ninguna bonificación.
  • Por supuesto, para acceder a la tarifa plana de autónomos no se puede tener ningún tipo de deuda con la Seguridad Social.

¿Está esta tarifa plana exenta por completo de cualquier tipo de subida en la cuota de autónomos? Aunque la teoría diría que sí, lo cierto es que en enero de 2020 subió nada menos que un 20%. Así es, la ley de autónomos cambió para que pasase de 50 euros, su precio original, a los 60€ que hay que pagar por ella a día de hoy. Aún así, lo cierto es que sigue siendo un precio de categoría comparado con los 289 euros que hay que pagar por cotizar en la base mínima. Informaos bien sobre si podéis acogeros a ella, y si es que sí… ¡no os lo penséis!

La subida de los tipos de cotización, causante del aumento de cuota

Tal y como hemos mencionado un poco más arriba, este aumento de cuota se conocía (o debería haberse conocido) desde 2018. ¿Por qué? Pues porque venía recogido en la disposición transitoria segunda del Real Decreto Ley del 28 de diciembre de 2018 para la revalorización de las pensiones públicas. Es decir, que se trata de una subida en la cuota de autónomos pactada hace tiempo, pero de la que hemos empezado a ser conscientes ahora. De ahí que, a pesar de que aunque la Asociaciones de Trabajadores Autónomos haya solicitado congelar dicha subida, la cosa resulte bastante complicada.

Sí, en aquel momento se desconocía por completo toda la situación que provocaría meses más tarde la irrupción del coronavirus en nuestras vidas, pero es por ello que precisamente ahora el afán recaudatorio está más justificado que nunca. Es decir, las autoridades competentes saben que estemos en el peor momento posible para que nos aprieten las tuercas, pero a la vez la situación económica hace que hacerlo se convierta en indispensable. Toda una contradicción, desde luego, pero a la que nos toca hacer frente si queremos continuar con nuestra actividad.

¿Y qué pasa si esta subida en la cuota de autónomos hace que no podamos hacer frente a los recibos? Hace un tiempo ya hablamos sobre las consecuencias que tiene dejar de pagar la cuota de autónomos, y creednos, no os las recomendamos para nada. Para empezar, porque perderíais todas vuestras posibles bonificaciones, incluyendo la tarifa plana. Y después, porque tendríais que seguir haciendo frente a las cuotas completas, pero añadiendo un recargo por los intereses de demora.

Esta subida en la cuota de autónomos no le viene bien a nadie, desde luego, pero no nos queda otra que afrontarla y cruzar los dedos para que la cosa mejore…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here