Debido a la crisis sanitaria por el coronavirus, muchos autónomos y pymes no pueden ejercer su actividad. Esto supone un enorme problema económico para muchos emprendedores, que pese a las ayudas del gobierno se ven incapaces de afrontar sus obligaciones a corto plazo. Sin embargo, existe una figura jurídica que ha sido especialmente diseñada para evitar situaciones de insolvencia.

Yoigo Escritorio

¿Tienes un pequeño negocio? ¿Te gustaría renegociar tus deudas? ¡Pues entonces te recomendamos que no te levantes del asiento! Ya que en la entrada de hoy vamos a ver qué es la ley de segunda oportunidad y conoceremos los requisitos que hacen falta para solicitarla.

La ley de segunda oportunidad y sus requisitos

La ley de segunda oportunidad es un mecanismo legal para ayudar a aquellos emprendedores que se hayan endeudado y estén en una tesitura económica muy delicada. Por un lado, los autónomos podrán librarse de parte de las cargas. Y por otro, los acreedores seguirán conservando su derecho a cobrar.

Como ves, se trata de un punto intermedio para evitar que los empresarios se declaren insolventes, algo que no beneficia a nadie. Pero si queremos disfrutar de la ley de segunda oportunidad tendremos que cumplir una serie de requisitos que veremos a continuación.

Por norma general, se pueden acoger a esta normativa las empresas y autónomos que hayan intentado cumplir con sus obligaciones fiscales, pero debido a causas de fuerza mayor no lo han logrado. Por lo tanto, no puedes haber sido declarado culpable en un concurso ni tener una sentencia firme por delitos económicos durante la última década.

En todo momento debes demostrar que has obrado con honestidad. Por ejemplo, liquidando tu patrimonio, favoreciendo un acuerdo extrajudicial de pagos o no siendo beneficiado de una exoneración previa. De igual forma, no puedes haber rechazado una oferta laboral en los últimos 4 años. El objetivo es descubrir si has sido un buen pagador en el pasado y tendrás la solvencia suficiente para seguir siéndolo en el futuro.

Yoigo Custom

¿Cómo se puede renegociar la deuda?

La ley de segunda oportunidad para autónomos y pymes está basada principalmente en dos medidas: el acuerdo extrajudicial de pagos y el beneficio de exoneración. En el primer caso, se trata de una renegociación de parte de la deuda a largo plazo, para que así los acreedores se aseguren al menos un porcentaje de cobro. La duración es de 10 años como máximo y todos los movimientos estarán controlados por el juzgado.

En cuanto al beneficio de exoneración, es una figura que permite a los emprendedores librarse de los créditos no privilegiados. Pero solo en el caso de que los acuerdos extrajudiciales de pagos no salgan adelante. No obstante, este beneficio puede ser revocado por parte de los acreedores o el juez, si se demuestra que no se ha cumplido el calendario de pagos o el deudor ha incrementado su patrimonio.

La ley de segunda oportunidad sirvió para renegociar la deuda provocada por la crisis de 2008. Donde muchos usuarios perdieron sus casas y se vieron incapaces de hacer frente a las hipotecas que aun tenían que pagar. Y lo será nuevamente en 2020 por la pandemia sanitaria del Covid-19, que está destruyendo buena parte de nuestro tejido empresarial y numerosos puestos de trabajo.

Y hasta aquí nuestra entrada de hoy, donde hemos visto qué es la ley de segunda oportunidad y las ventajas de renegociar la deuda a largo plazo. ¿Qué te parece? ¿Crees que es una buena alternativa para que las pymes y autónomos salgan de la crisis? No seas tímid@ y déjanos tu opinión en los comentarios. ¡Hasta la próxima!

2 Comentarios

  1. En estos momentos que estamos atravesando, debemos ayudarnos unos a otros más que nunca. A más de uno le vendrá genial conocer todos los detalles sobre la ley de la segunda oportunidad. Muchas gracias por la info

  2. ¡No conocía la existencia de la ley de la segunda oportunidad! Un descubrimiento increíble, en estos momentos toda facilidad es bien recibida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here