El mes de septiembre es uno de los más importantes para los emprendedores. Terminadas las vacaciones de verano para casi todo el mundo (potenciales clientes e inversores), se abre la puerta a una gran cantidad de oportunidades para ellos.

Yoigo Escritorio

Empezar un negocio para despegar en diciembre

Tras el verano diciembre es el mes que se fija entre los objetivos de cualquier emprendedor. Es bastante común el inicio de negocios durante estas fechas, planteando que para el mes de diciembre ya debería estar todo listo para una actividad en marcha y buscando rentabilidad o beneficios, de manera que el año se empiece en positivo.

Esta es una de las razones por las que muchos emprendedores, en realidad, no descansan totalmente en verano, dado que el mes de septiembre simboliza el arranque de su idea de negocio.

Búsqueda de inversores

El verano también sirve en muchas ocasiones para analizar los resultados obtenidos en lo que llevamos de año. Cuando se considera que no han sido suficientes o que, para crecer, es necesaria una inversión externa, se busca quien la ofrezca.

Las rondas de inversión y congresos de reunión entre emprendedores e inversores son frecuentes estos meses, por ejemplo en octubre se celebra South Summit, el mayor evento a nivel europeo dentro de este ámbito.

Un calendario de visitas a inversores, puede ser una buena forma de encarar estos próximos meses.

Yoigo Custom

Fases cuatrimestrales para el emprendedor

Muchos proyectos de emprendedores avanzan en fases semestrales, trimestrales o, también, cuatrimestrales. Septiembre simboliza así el inicio de una nueva fase, lo que siempre es bien recibido por los emprendedores, sobre todo tras un descanso veraniego.

Es por ello que el trabajo durante septiembre y en los meses venideros es con frecuencia diferente al del resto del año, lo que ayuda a luchar contra la rutina laboral.

Época de aterrizaje entre emprendedores

En algunos negocios el final del año implica también un descenso de la actividad comercial. Por esa razón estos meses son afrontados con mucha mayor tranquilidad. Aquellos negocios que tienen entre abril y junio sus mayores ventas o captación de clientes, solo tienen que preocuparse de un mantenimiento adecuado y de asentar las bases para la campaña promocional y comercial del próximo año.

Época de despegue entre emprendedores

Al contrario, otras pymes o startups encuentran en la época navideña su mayor época de ventas, sobre todo aquellas relacionadas con la venta directa de productos, que se beneficia de la temporada navideña.

En estos casos, septiembre simboliza el principio del despegue comercial y el inicio de una alta actividad profesional. Es frecuente por ello que en estos casos las vacaciones de verano se adelanten, para aprovechar así el mes de agosto como una época más con la que preparar con antelación la temporada de Navidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here