Vending. Dicho así, parece algún tipo de negocio novedoso, quizá surgido en las redes sociales, pero la realidad es que se trata de algo de uso cotidiano que llevamos viendo años y años en un montón de lugares diferentes. ¿Quieres conocerlo a fondo?

¿Qué es el vending?

El vending no es más que un negocio de máquinas expendedoras. Estos dispensadores de venta automática sirven ya para adquirir casi cualquier cosa: agua, refrescos, chucherías, dulces… Pero también mascarillas, geles hidroalcohólicos, preservativos, tampones, libros y un montón de productos más.

Vending es un anglicismo que significa venta de productos a través de máquinas automáticas. Es un negocio que no necesita vendedores porque es tan sencillo como introducir la cantidad que cuesta el producto -ya sea en efectivo a través de una ranura o mediante una tarjeta bancaria-, seleccionar la opción que quieres comprar y recoger el producto de una bandeja. Para el usuario es muy cómodo y socorrido, puesto que se este tipo de negocio de máquinas de vending se suele instalar en aquellos lugares en los que resulta más difícil colocar una tienda.

Así, estaciones de autobuses, andenes de metro, hospitales, oficinas de trabajo, playas o salas de cine, por poner algunos ejemplos, cuentan con este tipo de máquinas para que los usuarios puedan acceder a ellas en cualquier momento.

Ventajas y desventajas del vending

Como ya has podido intuir, son muchas las ventajas que tienen este tipo de negocios para los consumidores, ya que les pueden salvar de muchos apuros en determinadas situaciones. Eso significa también que, para quienes quieren poner este tipo de negocio, puede resultar muy rentable porque se obtienen beneficios sin apenas trabajo.

Eso ha hecho que muchas personas que han querido emprender se hayan decidido por este tipo de negocio. Por poner un ejemplo, hay marcas de ropa como Uniqlo que también han apostado por vender sus productos a través de este sistema, aunque en este caso fue algo más innovador, al tratarse de algo que normalmente sólo podemos encontrar en tiendas, físicas u online, pero no es habitual acceder a ello mediante una máquina expendedora.

Yoigo Custom

En definitiva, el vending puede ser un negocio muy lucrativo y, por eso, muchos emprendedores han recurrido a franquicias vending para empezar su aventura empresarial.

Sin embargo, este negocio tiene algunos inconvenientes que también es importante señalar porque, como intuirás, no se necesita mano de obra y eso significa que no se genera empleo. Pero vamos a verlo todo de una manera más gráfica. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas del vending?

Ventajas del vending

Inconvenientes del vending

Pueden estar en funcionamiento las 24 horas del día y los 365 días del año, lo que incrementa los beneficios. Son negocios expuestos a actos vandálicos, robos, etc. porque suelen estar colocados en lugares públicos.
No es necesario contratar personal cualificado para sacar adelante el negocio. En función de la ubicación, hay ocasiones en las que puede ser necesario solicitar permisos e incluso pagar impuestos.
Necesitan muy poco tiempo para su limpieza, recarga y recaudación. Consumen mucha energía porque las máquinas están siempre conectadas.
No hace falta dar una atención personalizada a los clientes. Al no necesitar trabajadores, no se genera empleo y la riqueza es sólo para el dueño.
Genera beneficio de una manera rápida sin tener que realizar una gran inversión. La reposición debe ser diaria cuando se trata de productos como alimentos.
Son muy sencillas de utilizar, por lo que los usuarios tienen un acceso muy fácil.
Se pueden mover las máquinas de un lugar a otro, lo que permite adaptarse a las necesidades de los clientes y colocarse en lugares en los que los beneficios puedan ser más altos.
No producen residuos ni desechos.
Al tener unos costes mínimos, es compatible con otros negocios. El mejor ejemplo está en los bares y gasolineras.

Es obvio que, como todo negocio, el vending puede tener ventajas e inconvenientes. Pero, en este caso, los beneficios son mayores, de ahí su éxito reciente.

¿Es rentable un negocio de vending 24 horas?

Para saber si la instalación de una máquina de vending te puede resultar o no rentable, lo primero que debes hacer es calcular qué cantidad de productos debes vender para poder amortizar los costes de su instalación en dos años. Incluye en ese cálculo los gastos, impuestos y beneficios añadidos que puedas obtener y valora si para ti sería beneficioso decantarte por este tipo de negocio.

Hay situaciones, como la que hemos mencionado de los bares, en las que una máquina de vending sólo está disponible para los clientes durante el horario de apertura del establecimiento. Sin embargo, la mayoría de las máquinas de vending están situadas en lugares en los que los consumidores pueden hacer uso de ellas las 24 horas del día y los 365 días del año.

¿Por qué? Básicamente, porque el vending 24 horas es la opción más rentable de las que existen. La razón es obvia: están ‘abiertas al público’ de manera ininterrumpida y generalmente están ubicadas en puntos clave en los que se sabe que habrá potenciales clientes durante todo el día, como los hospitales.

Eso sí, y esto es importante ponderarlo a la hora de elegir esta opción de vending, tener este negocio abierto las 24 horas también significa exponerse a mayores riesgos. Primero, por la inversión, ya que no es posible evaluar su verdadera rentabilidad de forma anticipada. Y, segundo, por el posible vandalismo al que se expone nuestro negocio.

Cómo iniciar un negocio de máquinas expendedoras

Poner una máquina de vending implica conocer muy bien cómo y dónde emprender este negocio, teniendo en cuenta desde lo que cuesta el alquiler de las máquinas de vending hasta la ubicación de las mismas. ¿Qué debes tener en cuenta?

  • La facilidad de instalación.
  • La proximidad al centro de operaciones vending.
  • La cercanía a las rutas para servicio de máquinas expendedoras.
  • La seguridad de la zona.
  • Realizar un acuerdo con el dueño del establecimiento en el que se ubique.
  • Elegir una zona de mucho tránsito de personas.
  • El coste de instalación.
  • El número de máquinas de vending que puedes instalar.
  • Los permisos y licencias que haya que tramitar.
  • Los impuestos que sea necesario pagar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here