Comenzar un proyecto empresarial es una de las decisiones más importantes que podemos tomar en la vida. Hay que tener el ánimo y los recursos necesarios para ello, así como estar comprometido y saber cuándo tomar la iniciativa. El recorrido será duro, así que vamos a necesitar una profunda reflexión. 

¿El negocio te apasiona?

Ser emprendedor absorbe casi todo el tiempo disponible y puede llegar a ser muy estresante. Nos preguntaremos constantemente si hemos elegido las decisiones correctas o si podríamos haber obtenido más beneficios. Por todo ello, a menos que te apasione el producto o servicio que estás vendiendo, será muy complicado que soportes la presión. Además, de esta forma conectarás de forma más sincera con los clientes y podrás atraer más fácilmente a futuros inversores.

¿Se te da bien tomar decisiones?

Si te conviertes en tu propio jefe, tendrás que tomar constantemente decisiones que afectan al devenir de la empresa. Desde la forma de financiación, la contratación de trabajadores y todos los aspectos relativos a la gestión del negocio. Y conforme pasa el tiempo todo se vuelve aún más complicado. Tu capacidad para tomar decisiones supondrá la diferencia entre el éxito y el fracaso, por lo que se trata de un elemento fundamental para saber si estás preparado para ser un emprendedor.

¿Estás dispuesto a asumir el riesgo?

El inicio y desarrollo de un proyecto siempre está sujeto a una enorme cantidad de riesgos. Puede que hayas abandonado tu trabajo fijo para dar el salto y que además de tus ahorros hayas pedido un préstamo para hacer frente a la inversión inicial. Los emprendedores deben ser capaces de gestionar todo esto y no venirse abajo cuando aparecen los primeros síntomas de peligro.

¿Soportarás el desgaste?

Los empleados trabajan un número de horas determinadas, pero si tienes tu propia empresa no te la quitarás de la cabeza en todo el día. Trabajar de lunes a domingo provoca que se pierda el contacto con familiares y amigos, que abandonemos nuestras aficiones y que poco a poco acusemos el desgaste. Para tener éxito, deberás encontrar un equilibrio entre el proyecto y tu vida personal.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here