En un mundo globalizado e interconectado como el actual, considerarse como emprendedor el propulsor de un negocio local o nacional sin posibilidades de ampliar la estrategia hacia mercados internacionales, supone la imposición ilógica de límites inexistentes.

Tanto negocios locales como propuestas de expansión internacional, son perfectamente aplicables en otros países. No solo esto, sino que además los emprendedores nacionales pueden buscar directamente su desarrollo profesional en el extranjero. Ahora bien, ¿qué opciones tienen para hacerlo? Te las contamos a continuación.

Estudios en el extranjero

Muchos emprendedores consideran desde bien pronto que sus opciones de desarrollo profesional son mayores en el extranjero, por eso realizan estudios pensando en ampliarlos o continuarlos en el extranjero.

En estos casos hay que prestar especial atención a los denominados ECTS (European Credit Transfer), que permiten convalidar los estudios realizados en el país con respecto a cursos equivalentes en universidades europeas adscritas a este programa.

Se consigue con ello algo primordial, el ahorro de tiempo al no tener que volver a realizar una formación ya asimilada en el país de origen, además de garantizar que el estudio que se está realizando también servirá para desempeñar cargos profesionales en otros países.

Análisis socio-económicos

Los emprendedores apuestan mayoritariamente por las nuevas tecnologías. Esto conlleva a la creación de una startup basada en muchas ocasiones en apps de diversa utilidad. En base a este concepto, podría pensarse que su aplicación en cualquier país es completamente viable, pero no es así.

Si se quiere garantizar la internacionalidad de un producto o negocio, es imprescindible el estudio socio-económico del destino para garantizar el interés de los usuarios potenciales, la aplicación práctica de la startup y sus servicios, así como la viabilidad económica del proyecto.

Una opción frecuentemente aprovechada es la asistencia a eventos de networking como ferias profesionales en otros países. Es el entorno ideal para conocer las empresas del sector y ver directamente el interés que los usuarios de ese país, así como también de otros que acuden como invitados, pueden tener por nuestro proyecto emprendedor.

Facilidades gubernamentales

Un aspecto de vital importancia en la inversión de proyectos emprendedores en el extranjero es el relativo al estudio de facilidades gubernamentales. Cada país ofrece diferentes medidas para los emprendedores nacionales e internacionales.

Es recomendable contar con profesionales capaces de identificar y ponderar estas facilidades, por cada uno de los países que suponen una potencial inversión. Obviamente, cuantas más ayudas presenten, más recomendable es la expansión o implantación del negocio emprendedor en ellas, aunque habrá también que ver otros factores como el idioma o la distancia con respecto al país de origen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here