Los emprendedores tienen muchos elementos que tener en cuenta a la hora de abordar un proyecto o idea de negocio, pero sin duda el elemento más importante de todos es el económico.

La necesidad de dinero se vincula a muchos ámbitos del desarrollo profesional del emprendedor pero, de manera general, es el miedo a no conseguirlo, mantenerlo o generarlo lo que más suele preocupar.

En este artículo repasamos esos factores que influyen en el miedo económico de todos los emprendedores.

La inversión financiera (propia o externa)

La necesidad de inversión suele ser común en la mayoría de emprendedores, independientemente del sector profesional al que se dirijan.

La inversión propia en la mayoría de casos es imposible, por lo que la inversión externa es casi siempre la principal salida económica de un emprendedor. En este caso es casi tan difícil obtener la inversión como mantenerla, pese a que todos los emprendedores confíen en que su idea de negocio tiene objetivos económicos plausibles.

La inversión en formación

En la mayoría de casos, los emprendedores se juntan a profesionales competitivos que controlan perfectamente el sector al que se dirigen. Sin embargo, en la actualidad muchos de estos sectores requieren de una formación continua y los profesionales de una empresa no suelen tener el dinero necesario para realizar una inversión constante en ello.

Por otro lado, dedican demasiado tiempo al desarrollo profesional, con lo que ya no pueden dedicar su tiempo libre a esta formación continua, requieren asistencia a clases o cursos de formación online.

Poder mantener esta formación de manera constante por parte de las empresas o emprendedores supone una inversión económica que todos los responsables de la misma se preguntan si podrán mantener.

Sostenibilidad del proyecto o la empresa

Por descontado, cada empresa tiene un gasto constante que hay que abarcar. La inversión financiera no siempre cubre este elemento, por lo que es necesario obtener beneficios lo antes posible con nuestra idea de negocio para asegurarse evitar pérdidas por mantenimiento del proyecto o la empresa.

Miedo al riesgo futuro

Todos estos elementos generan miedo al riesgo a los emprendedores, un factor psicológico que afecta empresarialmente a muchos emprendedores. El mayor miedo que se tiene es no tener el dinero suficiente o, incluso teniéndolo, no conseguir mantenerlo o generarlo a un ritmo adecuado. Curiosamente esto afecta también al ánimo del emprendedor a la hora de afrontar el desarrollo de su proyecto y muchas veces le obliga a rechazarlo o, como mínimo, frenar su desarrollo hasta obtener la seguridad adecuada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here