Para muchos emprendedores la idea de su negocio o proyecto está clara, la rentabilidad casi se puede tocar con la punta de los dedos y su seguridad empresarial es incontestable. Pero la financiación es el problema más importante para llevar todo esto a cabo y obtener el éxito empresarial que se está persiguiendo.

Aunque es posible que en muchas charlas, conferencias, congresos o reuniones de emprendedores ya lo hayáis comentado, vamos a ofreceros un breve resumen de las diferentes formas de financiación existentes, por si alguna se os ha pasado y podría convertirse en la puerta abierta que necesitáis para entrar en el mercado.

Financiación personal

El perfil de emprendedor entre multimillonarios está creciendo. Una de las bases para que esto sea posible es que, además de ser inversores natos, este perfil de personas cuenta con su propio presupuesto para iniciar un proyecto empresarial.

Como es lógico, no hace falta ganar miles de millones para ser emprendedor auto solvente, pero sí contar con cierto presupuesto inicial si se quiere invertir en el propio negocio.

Solicitud de préstamo

Una opción socorrida es la solicitud de un préstamo. Hoy en día hay préstamos de todo tipo e incluso créditos rápidos que, gracias a Internet, permiten obtener fácilmente el dinero necesario para iniciar un negocio, con muchas facilidades para su posterior devolución.

Inversión privada

Otra gran parte de emprendedores cuenta con uno o varios inversores de carácter privado, que confían también en la rentabilidad del negocio a medio o largo plazo y ofrecen todo o parte del capital necesario para su puesta en marcha y viabilidad durante cierto periodo de tiempo.

El riesgo en este sentido es que se tiene que ofrecer resultados al cabo de un tiempo si se quiere llegar a los objetivos propuestos o mantener dicha inversión durante un periodo temporal aún mayor.

Ronda de inversores

Los inversores se pueden conseguir de muchas formas. Una de las más efectivas es mediante la ronda de inversores. En este tipo de acciones, se presenta el proyecto a equipos de inversores, que pueden decidir invertir o no, de forma grupal o individual en tu proyecto de emprendedor.

Crowfunding

Por descontado, la última metodología conocida por los emprendedores es la solicitud de apoyo económico mediante campañas de crowfunding, en la que usuarios anónimos pueden invertir en tu negocio a cambio de ciertas cosas, desde reconocimiento inversor, hasta un descuento en la futura compra del producto o del servicio, así como incluso también parte de los beneficios. Lo mejor de esta estrategia es que tú pones las condiciones de inversión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here