Un emprendedor tiene que iniciar su propio negocio, lo que siempre es un reto importante. Pero esto le otorga muchas ventajas, como la libertad de escoger dónde va a trabajar, si es que su sector no le obliga a hacerlo de forma concreta.

Trabajar en casa

El trabajo en casa ha perdido en los últimos años la expectativa que muchos profesionales tenían en él, considerándolo el sueño del emprendedor de éxito. La apuesta de muchos profesionales por trabajar en casa, ha aportado suficientes experiencias, como para desmitificar esta opción.

En todo caso, con las circunstancias adecuadas, un riguroso orden en el trabajo y también un espacio personal apropiado, el trabajo en casa es una de las mejores opciones que se puede escoger, al menos para empezar.

Trabajo en coworking

Una de las opciones que más se está escogiendo es la de trabajar en coworking, esto es un espacio compartido entre muchos otros profesionales, relacionados o no con nuestra línea de negocio.

El coworking ofrece un pequeño espacio personal para el desarrollo del trabajo y todas unas instalaciones compartidas entre todos los emprendedores. La ventaja la presenta el potencial de poder trabajar conjuntamente con otros profesionales, que de alguna forma tengan negocios relacionados con el nuestro.

Además, el coste del alquiler de estos espacios es mucho menor que el alquiler de una oficina tradicional, por lo que económicamente también supone una ventaja interesante.

Instalaciones propias

No es factible para muchos emprendedores, pero lo cierto es que disponer de unas instalaciones propias es la mejor imagen empresarial que puede ofrecerse como profesional. Las ventajas son obvias, se tiene un espacio para la empresa o el negocio que se desarrolla, se puede celebrar reuniones en ella, guardar stock que tengamos a la venta.

Pero eso sí, habrá que pagar un precio y los alquileres de oficinas, sobre todo en buenas ubicaciones estratégicas, no son precisamente económicos. Si la rentabilidad de negocio permite alquilar unas instalaciones propias, se recomienda esta opción frente a la de coworking, precisamente por la imagen que se transmite, dado que los acuerdos comerciales que puede motivar son, en principio, más importantes a nivel económico, que lo que normalmente se podría establecer en un coworking.

Esto, por supuesto, no es limitativo. Hay oficinas pequeñas para pymes de reducido volumen de negocio, así como espacios de coworking donde se establecen acuerdos millonarios. Sin embargo, las posibilidades de que suceda al contrario son mayores estadísticamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here